La capilla del Corpus es el inmueble que se conserva de un antiguo convento franciscano del que hoy solo podemos admirar una parte de la iglesia, la espadaña y el arco ojival de entrada al edificio. El actual templo es de una sola nave que conserva la capilla mayor del convento original. El ábside de planta cuadrada está provisto de contrafuertes y vistosos ventanales con arcos de medio punto peraltados, labrados en piedra a ambos lados, lo que confirma su adscripción al estilo mudéjar sevillano del siglo XIV.  La fachada principal se integra en la del teatro Felipe Godínez y cuenta con el mismo tipo de azulejería.

Comunicados

    Actualmente no hay información

Próximos Eventos

Inscripciones

    Actualmente no hay información