El alcalde visitó las obras de eficiencia energética que se realizan en los colegios Zenobia y El Faro

Descargar Pdf

El alcalde Gustavo Cuéllar ha visitado estos días las obras de mejora y eficiencia energética que se están desarrollando en los colegios Zenobia y El Faro dos proyectos incluidos en la Estrategia DUSI que, con una inversión de 450.000 euros, financian el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el propio Ayuntamiento

Acompañado por la concejala de Urbanismo Rocío Domínguez y el concejal de Asociaciones José Jiménez, Cuéllar visitó en primer lugar el colegio Zenobia donde se están sustituyendo las más de 200 ventanas con marco de aluminio y cristal simple con las que contaba hasta ahora el edificio, por otros nuevos modelos mucho más eficientes energéticamente. Las nuevas ventanas están formadas por un marco de carpintería de PVC en modo correderas, con un marco de 80 mm de anchura y un doble acristalamiento con láminas de cristal de 6 mm de anchura separadas por otros 14 mm de vacío, lo que unido a la incorporación de persianas de láminas de aluminio inyectado con aislamiento térmico interior, garantiza la máxima eficiencia energética.

El proyecto que se ejecuta en el colegio moguereño incluye también la sustitución de todas las lámparas del edificio principal y el módulo de primaria, que hasta ahora estaban formadas por tubos fluorescentes, por nuevos modelos de tecnología de paneles LED que suponen también un importante ahorro en el consumo eléctrico y mejoran la calidad de la iluminación en las aulas.

En cuanto al colegio El Faro, Gustavo Cuéllar acudió al centro educativo de Mazagón junto a las concejalas de Urbanismo Rocío Domínguez, y de Desarrollo Local, Eva Rodríguez, además de los ediles de Mazagón Paco Martínez y Mª José Rodríguez. Junto a la directora del centro Mª Gracia Peña los miembros del equipo de gobierno municipal recorrieron distintas dependencias del colegio donde también se están sustituyendo en torno a 250 de las antiguas ventanas por nuevos modelos de aluminio con cierre de correderas y rotura de puente térmico, lo que garantiza una mayor estanqueidad de las aulas y con ello un menor consumo en calefacción. Además de incrementarse el aislamiento acústico, los cristales de las nuevas ventanas son también de baja emisividad, lo que impide que el calor exterior se haga notar en los edificios.

El proyecto de mejora energética en El Faro incluye también la sustitución de las viejas luminarias fluorescentes e incandescentes por nuevas lámparas LED que disponen de sistemas automáticos para regular su funcionamiento según la luz natural y la presencia de personas en el interior de las distintas dependencias, así como con enchufes automatizados para los radiadores que reducen notablemente su consumo.

Las dos actuaciones se incluyen en la Estrategia DUSI que impulsa el consistorio con la denominación “Moguer 2020” que tiene como objetivo la puesta en marcha de políticas municipales para el desarrollo urbano sostenible e integrado de las ciudades aprovechando el nuevo marco de financiación FEDER a través del PO Plurirregional de España 2014-2020, uno de cuyos pilares es precisamente la llamada Economía Baja en Carbono que busca la eficiencia y el ahorro energético en los edificios públicos, con proyectos como los que se están ejecutando en los dos centros escolares moguereños.