Moguer sigue brillando de manera especial estas Navidades

Descargar Pdf

Moguer está viviendo en la calle una de las fiestas más entrañables del año con actividades para todos los públicos y con propuestas que sacan a relucir el valor de una tierra que presume orgullosa de sus señas de identidad.

La Navidad está brillando de manera especial gracias a la participación y a la multitudinaria respuesta de los moguereños y moguereñas, que están llenando las calles de un ambiente muy especial.

De nuevo la música ha sido protagonista estos últimos días con la actuación del dúo Palodulce. Dos moguereñas de raza, dos cantaoras de voces prodigiosas que abrieron el viernes la programación festiva con un exquisito recital.

Con ese sello tan personal que imprimen a todo lo que hacen, Cecilia y Rocío, consiguieron envolvernos en ese aura tan especial que las acompaña. Es imposible no caer rendido a tanto duende y compás.

El buen ambiente continuó por la noche en Mazagón con la gala ‘El sentir de lo Jondo en la Navidad’, un espectáculo que permitió al público disfrutar de algunos de los villancicos flamencos más conocidos gracias al artista Carmelo Picón, que volvió a demostrar su extraordinario dominio de la guitarra y su facilidad para coordinar un espectáculo que sorprendió por su calidad y brillantez.

También ha tomado este fin de semana las calles de Moguer una tierna cabalgata de burritos para celebrar el aniversario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez y cumplir con una colorida tradición que ocupa un lugar destacado en el calendario festivo de nuestra localidad, la gran burrada navideña.

La comitiva salió de la casa museo tras dar lectura a varios pasajes de ‘Platero y yo’,  a los que puso voz la concejala de Cultura Lourdes Garrido y un joven moguereño, acompañados por varios concejales del equipo de gobierno.

Niños y niñas vestidos de campesinos, de pastores, de la virgen María o San José y por supuesto del recordado poeta Juan Ramón Jiménez y Zenobia, llenaron de animación las calles y plazas de una localidad que volvió a disfrutar de una actividad organizada por Apyme con la colaboración del Ayuntamiento de Moguer

El fin de semana no había hecho nada más que empezar y en la calle ya se sentían esas ganas de vivir entre amigos unas fiestas tan especiales. En la calle recibíamos precisamente el sábado a la agrupación gaditana Toma Castaña, que volvió a poner banda sonora a la Navidad moguereña con sus sones flamencos.

Fueron muchos los que se reunieron en torno a la hoguera para disfrutar del sentir, del arte y la gracia genuina de estos artistas gaditanos que fusionan el toque de la caja o la guitarra con instrumentos en principio ajenos al flamenco como el violín o el acordeón.

Moguer y Cádiz unidos por la magia de la Navidad en un hermoso espectáculo en el que pudimos disfrutar también de la improvisada participación de bailaoras locales.

No faltó a la cita la concejala de Juventud Eva Rodríguez, responsable del área que ha organizado esta multitudinaria y exitosa zambomba flamenca, que se cerró con una fiesta por bulerías.

De la zambomba de Cádiz nos fuimos a la zambomba de la hermandad del rocío, que consiguió llenar la plaza de la iglesia de un ambiente muy especial.

Buñuelos y chocolate recién hechos para endulzar la noche moguereña y continuar la fiesta que se prolongó hasta la madrugada.

El Coro de la filial moguereña y las escuelas de cante y baile de la Peña de Cante Jondo que dirigen Jeromo Segura y María Canea participaron en este multitudinario espectáculo que cerró el coro de la Hermandad del Rocío de Huelva.

Calles llenas, actuaciones improvisadas, fiesta, baile, momentos únicos entre amigos, risas y muchas ganas de pasarlo bien en unas Navidades es las que Moguer está brillando de manera especial.

Comunicados

    Actualmente no hay información

Próximos Eventos

Inscripciones

    Actualmente no hay información