Moguer rememoró el sábado el 526 aniversario del Voto Colombino

Descargar Pdf

Moguer ha vuelto a reencontrarse con su pasado marineo y descubridor en la conmemoración del 526 aniversario del regreso de las Carabelas y el cumplimiento del Voto Colombino, que se rememoró el sábado en el monasterio de Santa Clara.

El alcalde de Moguer Gustavo Cuéllar y el presidente de la Real Sociedad Colombina Onubense José María Segovia, presidieron el acto acompañados por una amplia representación de la Corporación Local y de la directiva de la Colombina, junto a miembros de la Policía Local, hermandades y asociaciones que quisieron sumarse a este acto de homenaje al primer Almirante de las Indias y a los navegantes moguereños que, con la familia de los Niño como principal referente, contribuyeron a ampliar las fronteras del mundo conocido.

Los miembros de la Colombina dieron lectura al diario de a bordo del marino genovés mientras su presidente y el alcalde de Moguer rememoraban con el Cirio Votivo la noche que Cristóbal Colón pasó en el Monasterio de Santa Clara para cumplir una promesa que liga a Moguer y a su patrimonio artístico a uno de los hitos más importantes de la humanidad.

Finalizada la rememoración del Voto Colombino de Santa Clara, el alcalde de Moguer y el presidente de la Colombina depositaron una corona de laurel en el monumento a Colón y a los descubridores moguereños que preside la Plaza de las Monjas, como reconocimiento a esos valientes marineros que se enrolaron en la carabela Niña, una nave construida y botada en nuestra localidad.

Con este acto Moguer reivindica su pasado marinero y descubridor, para que no caiga en el olvido las importantes gestas de nuestros antepasados, gestas a las que puso melodía en este Voto Colombino el Liceo Municipal de la Música de Moguer.

Voto colombino

El 16 de marzo se conmemora el Voto Colombino de Santa Clara, una promesa que realizó el Almirante Cristóbal Colón en alta mar y que le llevó a pasar la madrugada del 15 al 16 de marzo en vela y oración en el monasterio moguereño, para dar gracias por haber salvado a la tripulación de la gran tempestad que amenazaba con hacer zozobrar a las naves a la altura de las islas Azores.

Temiendo por sus vidas, los marineros de la Niña, nave capitana ya de la expedición colombina en el tornaviaje, acordaron realizar la promesa de pasar una noche en vela y oración dando gracias a Dios si evitaba el desastre en alta mar, y como la devoción a Santa Clara estaba tan arraigada en la marinería, fue el cenobio moguereño el elegido para cumplir ese voto.

Según cuentan las crónicas, se colocaron en un bonete tantos garbanzos como tripulantes de la nave, y a uno de ellos se le hizo una cruz. Luego se echaron suertes, y fue precisamente Cristóbal Colón el que sacó el garbanzo con la cruz, y por tanto el encargado de cumplir la promesa en Santa Clara que rememoró en la noche de ayer el Ayuntamiento de Moguer y la Real Sociedad Colombina Onubense.

Comunicados

Próximos Eventos

Inscripciones

    Actualmente no hay información