Melchor, Gaspar y Baltasar llenaron de ilusión las calles de Moguer

Descargar Pdf

Ni la lluvia, ni el frío han podido este año con los Reyes Magos. Las inclemencias del tiempo obligaron a modificar el itinerario de sus Majestades, sin embargo hemos podido disfrutar de una de las cabalgatas más multitudinarias que se recuerdan. Un final perfecto para una programación festiva que ha conseguido que Moguer brille de manera especial durante todas las Navidades.

El alcalde Gustavo Cuéllar y los Reyes decidieron atrasar el desfile al sábado para que el día más mágico del año no se desvaneciera, y a juzgar por lo visto en la calle, la decisión fue todo un éxito.

Los Reyes Magos, encarnados este año por Sergio Cantos como Melchor, por José Manuel Cruz como Gaspar y por Laura Moreno como Baltasar, también han brillado de manera especial en esta multitudinaria cabalgata que ha movilizado a miles de moguereños y visitantes.

A su llegada el viernes a Moguer, el séquito real fue recibido por el alcalde Gustavo Cuéllar, quien obsequió a tan ilustres personajes con una reproducción de Platero y los invitó a firmar en el libro de honor del Ayuntamiento.

Antes de subir a sus tronos Melchor, Gaspar y Baltasar aprovecharon su fugaz estancia en nuestra localidad para llevar la magia de este día a enfermos y colectivos sociales, consiguiendo repartir en forma de ilusión el oro, el incienso y la mirra que los monarcas llevaron al pesebre de Belén.

Compartieron momentos especialmente emotivos con los internos de la residencia de mayores y con los usuarios de la asociación de Alzheimer, que disfrutaron en primera persona, y acompañados por el alcalde Gustavo Cuéllar, de esta visita tan especial.

Lo vivido a lo largo de esa frenética mañana de emociones se completó con la tradicional entrega de regalos a los más pequeños, que embobados algunos y entre lágrimas otros, recogieron sus regalos de mano de sus Majestades.

Con este tierno recuerdo Melchor, Gaspar y Baltasar se retiraban a descansar para disfrutar el sábado en la calle de esta inolvidable experiencia.

Tras un año de espera, llegaba por fin el momento más deseado, y lo hacía con un divertido pasacalle en el que pudimos ver a los reyes y a todos sus  pajes bailar al ritmo de la música, felices e ilusionados por el momento que estaban a punto de vivir, un sueño hecho realidad.

Un cortejo compuesto por casi 200 personas tomaba la plaza del Cabildo para iniciar un bullicioso y multitudinario recorrido que estuvo más de cinco horas en la calle. Zonas tan emblemáticas como la plazoleta Escribano, la calle Limones, las calles aledañas a la plaza de la Coronación, el pasadizo o la calle San Francisco congregaron a cientos de moguereños y visitantes para disfrutar de una Cabalgata de Reyes que vibró con la participación de varias charangas.

El primer rey en aparecer fue Melchor y lo hizo en una animada carroza que se desvivía por dar lo mejor a su pueblo con tiradas infinitas de regalos durante todo el recorrido. Le seguía Gaspar, tan generoso y animado como sus compañeros de viaje, al que faltaban manos para tirar también balones, peluches y todo tipo de regalos. El cortejo lo cerraba un bullicioso Baltasar, que al ritmo de la música y botando sobre su trono, pedía la complicidad del público a la vez que los agasajaba también con todo tipo de regalos.

Pelotas, peluches y hasta colchonetas pudimos ver volar desde el balcón del Ayuntamiento, en una multitudinaria tirada de regalos que contó con la complicidad del cortejo real y con la absoluta entrega de las cientos de personas que abarrotaron la plaza del Cabildo.

Y todo gracias al trabajo incansable de los técnicos de la Fundación Municipal de Cultura y al grupo de trabajadores dirigidos por Manuel Rodríguez, que se ha encargado del diseño de las carrozas con la participación de la empresa moguereña Modekons Prefabricados, que ha realizado algunas de las figuras. Sin olvidar por supuesto a Emvisur y a la siempre entregada colaboración de los voluntarios de Protección Civil.

Con la alegría, el bullicio y la felicidad de pequeños y mayores decimos adiós a uno de los días más esperados del año, un día mágico, lleno de recuerdos inolvidables que quedará especialmente en la memoria de sus Majestades de Oriente y de todo su séquito real.

Comunicados

Próximos Eventos

    Actualmente no hay información

Inscripciones

    Actualmente no hay información