EXPERTOS MUNDIALES PARTICIPAN EN UN CONGRESO DE INSTRUMENTACIÓN CIENTÍFICA EN MAZAGÓN

  • 27/05/15 12:51

50 científicos de 15 países están participando desde el pasado lunes en una campaña de calibración de instrumentos para medir el ozono, en las instalaciones del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial en Mazagón. Se presentan 25 nuevos instrumentos superándose el récord de participación mundial.

El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) Observatorio Atmosférico ‘El Arenosillo’, situado en Mazagón, acoge desde el pasado 25 de mayo la X Campaña Internacional de calibración e intercomparación de instrumentos para la medida de ozono total y radiación solar ultravioleta.

La Agencia Estatal de Meteorología, responsable del Centro Regional de Calibración de Espectrofotómetros Brewer para Europa y África de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), operado por su Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, en colaboración con el Área de Investigación e Instrumentación Atmosférica del Departamento de Teledetección y Atmósfera del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), organiza este encuentro científico que se prolongará hasta el 5 de junio.

En esta edición participan alrededor de 50 científicos de 15 países, y se presentan 25 instrumentos, con lo que se superará nuevamente el récord de participación mundial, batiendose la marca fijada en la cita 2013. Los espectrofotómetros que concurren proceden de Canadá, Marruecos, Holanda, Reino Unido, Suiza, Finlandia, Grecia, Dinamarca, Rusia, Argelia y España.

La campaña se desarrolla en cooperación con organismos nacionales e internacionales que aportan patrones de referencia para la calibración de los espectrofotómetros Brewer en ozono, irradiancia espectral ultravioleta y espesor óptico de aerosoles.

Asimismo, la celebración de esta campaña coincidirá con una reunión del comité de gestión de la Acción Europea COST-ES1207. En esta Acción firmada por 22 países participa España con representantes de Aemet y del INTA, y durante la misma se presentará la propuesta de la base de datos de ozono y radiación ultravioleta europea, creada por Aemet, dentro de los objetivos de esta Acción COST.

Beneficios esperados
La creciente sensibilización medioambiental que impera en nuestra sociedad lleva aparejada una demanda de información cada vez más completa y de calidad. Por ello, se vuelve imprescindible centrar esfuerzos en homogeneizar los procedimientos de medida, calibración y tratamiento de los de datos que resultan esenciales para vigilar la capa de ozono y su papel en el cambio climático. Disponer de una red de instrumentos de medida en tierra operando bajo protocolos comunes de mantenimiento, tratamiento de datos y calibraciones, sujetos a patrones de referencia, es fundamental para el estudio de la climatología del ozono en los puntos de medida, así como en los puntos que sirven de calibración a los instrumentos embarcados a bordo de satélites.

Durante los últimos cinco años se viene hablando de una súper recuperación de la capa de ozono como consecuencia de los acuerdos del Protocolo de Montreal (1989), en el que se acordó la eliminación gradual de las sustancias potencialmente destructoras como los clorofluorocarburos (CFC) y hidroclorofluorocarbonos (HCFC). Este efecto de recuperación afecta principalmente a latitudes medias, pero no así a las regiones polares, donde los efectos de los gases destructores de ozono de larga vida seguirían actuando hasta mediados de siglo, aun después de haber cesado sus emisiones.

Por otra parte, esta recuperación estará ligada a la evolución del cambio climático. Los cambios en la capa de ozono no solo están controlados por las concentraciones de las sustancias depresoras del ozono, como los CFC presentes en la atmósfera sino que también están íntimamente relacionados con la concentración de gases de efecto invernadero y las condiciones atmosféricas.

También hay que tener en cuenta que la expectativa de recuperación de la capa de ozono para el 2050 se ve comprometida por el incremento de emisiones de otras sustancias no prohibidas en el protocolo de Montreal, pero que han demostrado tener una capacidad destructora del ozono en la baja estratosfera cuatro veces superior a su contribución al efecto invernadero. Estas sustancias de vida muy corta, denominadas VSLS, del inglés Very Short-Lived Substances, están poniendo en peligro los logros alcanzados.

La constatación y seguimiento de estos cambios exige que los equipos de las diferentes estaciones sean muy precisos, por lo que son necesarios ejercicios de control de calidad externos de los instrumentos como los que se están realizando en esta campaña en Mazagón.

La evolución de la capa de ozono es de gran importancia por ser ésta el principal modulador de la radiación ultravioleta que recibimos, contar con redes de medidas de ozono y radiación solar UV adecuadamente calibradas y referenciadas a los mismos patrones permite la evaluación de las tendencias y el desarrollo de las políticas oportunas a nivel nacional y mundial así como la elaboración de recomendaciones de fotoprotección a la población. La realización de esta campaña supone una gran ocasión para reunir a las diferentes comunidades científicas que abordan estas medidas, principalmente físicos atmosféricos y biólogos. 

Comunicados

Próximos Eventos

Inscripciones

    Actualmente no hay información