ESPECTACULAR SÁBADO DE CRUCES CON UNA MASIVA PARTICIPACIÓN DE LOS MOGUEREÑOS

  • 1/06/15 8:36

El pasado sábado se celebró en Moguer la festividad de las Cruces de Mayo, una tradición largamente arraigada en la ciudad del Tinto, que tras unos años de decadencia, está resurgiendo con fuerza gracias al trabajo de algunas hermandades de penitencia y a la ilusión de los vecinos y vecinas que se involucran en esta fiesta.

Las siete Cruces que reciben culto en Moguer fueron el pasado sábado protagonistas, siendo expuestas con toda su belleza y los magníficos adornos con las que las visten sus fieles devotos, en una tarde noche de alegría festiva que llegó a distintos barrios de la localidad.

La Fundación Municipalde Cultura aportó para mayor esplendor de la velada la participación de la Banda de Música Hermanos Niño, que inició un animado recorrido por todas las Cruces desde la plaza de la Soledad, donde se encontraba expuesta la Cruz de la Calle Galinda, cuyo altar montó la hermandad de la Borriquita

foto noticia 

A continuación los sonidos de la banda animaron a los devotos de la Cruz de la Calle Limones expuesta en la capilla del Corpus por la hermandad de Vera-Cruz, continuando después por las cinco capillas en las que reciben culto las demás maderos de la localidad.

foto noticia 

La Cruz de la Calle Enmedio, conocida popularmente como El Madero, fue la siguiente en ser visitada por la banda, que entonó en todo momento temas populares que se cantaban antiguamente en esta festividad, entre ellos las 15 sevillanas tradicionales que fueron recuperadas ya el pasado año por esta formación musical que lidera Juan Garrido Pinzón.

foto noticia 

A medida que avanzaban las horas, la música, la alegría y el bullicio de la fiesta fueron extendiéndose por distintos barrios del municipio, participando en esta animada velada cientos de moguereños de todas las edades.

Después del Madero le llegaría el turno a la Cruz de la Calle Picos, también abarrotada de fieles, a la de la Friseta que se exponía en su remodelada capilla, para continuar el recorrido por la Cruz de la calle Olivos, una de las más señeras de la ciudad, finalizando en la Cruz de la calle San Miguel que recibió también la visita masiva de los moguereños y moguereñas.

foto noticia

foto noticia

foto noticia

foto noticia 

Durante casi cinco horas la Banda Hermanos Niño animó la fiesta en los barrios donde las Cruces de Mayo, cada año más hermosas, despertaron la admiración y la devoción de numerosos vecinos que viven esta ancestral celebración con enorme alegría.  

Comunicados

Próximos Eventos

Inscripciones

    Actualmente no hay información